Menu

Así son los centros educativos más innovadores del mundo

diciembre 28, 2017 - Noticias
Así son los centros educativos más innovadores del mundo

Así son los centros académicos más innovadores del mundo

 

Estamos familiarizados a los sistemas académicos de los centros de lo que nos rodea, pero en el planeta hay auténticos ejes sobre los que se vertebra la innovación didáctica. Y son bastantes más de los que podríamos suponer. Aquí deseamos mostraros varios de los más innovadores. Situados en diferentes países y continentes, todos tienen un punto en común: la innovación didáctica está siempre presente, asi sea en la construcción de los inmuebles o en las metodologías e ideas que se aplican.

Con origen en Estocolmo, Suecia, Egalia es un centro de Educación Infantil en el distrito de Sodermalm que por sus edificaciones y contenidos podría pasar inadvertido. No obstante, la clave para su diferenciación está en el trato con el alumnado: se alejan de cuestiones de género al tratar a los alumnos a través del género neutro. Así ya que, no hay ‘ellos’ o ‘ellas’, usando equivalentes universales y neutros como entre otras cosas ‘estudiantes’ o ‘amigos’, términos de género neutro en sueco. Y exactamente el lenguaje es una parte elemental para esta tarea, y los instructores ponen particular precaución en él.

 

En relación a las ocupaciones a desempeñar, éstas son las propias de una escuela de Infantil pero con algunos cambios: la selección de libros y contenido se ha precaución al máximo, optando por esos en los que los personajes principales no sean individuos masculinos o femeninos; mejor elementos neutros como, entre otras cosas, animales. Desde luego hay varios juguetes, y evidentemente no hay una norma sobre su utilización: si un pequeño quiere jugar con una muñeca, adelante con ello. Todo con el propósito de remover la barrera de género que piensa tanto el lenguaje como el trato desde los primeros años de educación.

AltSchool (San Francisco, Estados Unidos)

Todos hemos oído comentar en algún momento de Silicon Valley, uno de los enormes centros de innovación tecnológica de todo el mundo. Ya que en esa localización de la región de San Francisco, en la habitante de Estados Unidos California, está la AltSchool, un centro educativo que incentiva el estudio individualizado y tecnológico a través de un currículo de ocupaciones abierto y en fase de prueba. Desarrollado en el año 2013, está en etapa de expansión a otros estados como Nueva York o California, y su propósito es ir abriéndose de a poco a toda la nación.

Definido a si mismo como una ‘escuela-laboratorio’, AltSchool explota los contactos con profesionales, nuevos negociantes e ingenieros del Valle, con los que los estudiantes de la escuela —de entre 4 y 14 años— tienen la posibilidad de ayudar en el avance de algunos proyectos, entre otras cosas creando viviendas de muñecas con impresoras tres dimensiones o, para los más superiores, preparando modelos de negocio cerca del mundo de la tecnología. Otro de los elementos importante es el estudio emocional que alcanzan tratar a través de ideas construidas desde el criterio del alumnado, creando vivencias que les llenen tanto en la parte del estudio como en la de la sociabilidad y el trato con los demás.

 

Con origen en Seattle, Washington, Summit Sierra es una escuela pública de reciente creación —fue establecida en 2015— avalada por Bill Gates como uno de los centros pilotos de su primordial modelo educativo: el estudio personalizado como método de mejorar la tarea didáctica. En la actualidad da enseñanza para edades de entre 14 y 16 años (Grades 9-10) y está en etapa de expansión hasta los 18 (Grades 9-12), formando parte de un conglomerado de diferentes centros públicos Summit.

Con una base de sólo 200 alumnos, éstos hacen tareas ideadas bajo una fuerte base en fase de prueba y de innovación didáctica. Su primordial partida es la de ajustar al máximo la enseñanza para cada alumno, basándose en un modelo en el que los alumnos tienen el mismo tutor a lo largo de 4 años consecutivos, y utilizando las tecnologías —un programa propio— para las tareas cotidianas y también para la evaluación del curso. Además, cada día se ofrecen tiempo para ciertas tareas, como entre otras cosas lectura, resolución de inconvenientes, charlas con profesionales de diferentes materias, enfrentamiento o tiempo destinado a la red social, todo agregado dentro de las ocupaciones diarias de la escuela.

 

Con sede primordial en Brooklyn, Nueva York, P-Tech es una escuela de educación superior más cercana a la educación universitaria que a los institutos de Secundaria. Construída en 2011 con el acompañamiento del enorme de la tecnología IBM, tiene 57 centros en USA y Australia todos ellos con el propósito de prestar una educación muy relacionada al planeta profesional cerca de la tecnología, primordialmente ingenieros y carreras que se relacionan con los principios STEM.

Para eso han ideado un plan de estudios con una duración de 6 años que pone el foco en las oportunidades laborales y las capacidades personales, por ejemplo características. Los alumnos completan los 4 primeros años aprendiendo en cada centro, y los dos últimos mejoran sus capacidades tanto en la facultad local como en compañias asociadas. Otro de los pilares es la diversidad y la educación en los sectores más desfavorecidos, afirmando que en estos segmentos sociales la educación proveerá de un mejor futuro a sus familias.

 

En Holanda se creó la primera Steve JobsSchool, unas academias nacidas desde la filosofía de Steve Jobs, co-fundador de Apple y uno de los líderes de la industria y la innovación tecnológica de los últimos años. Su decálogo de promesas a los niños es infaltante para comprender la forma de pensar de esta serie de centros académicos, y cómo desean innovar en este campo de la sociedad.

Escucha, sustento a las inquietudes, colaboración y trabajo en grupo o la imaginación son varios de los elementos importante de estos centros. Desde el criterio más práctico también hay algunas ideas muy llamativas y diferentes respecto de la educación más tradicional: entre otras cosas, eliminan el criterio de ‘clase’ para elegir por grupos de trabajo que no son iguales en cada día, y que integran a chavales de numerosas edades. Tampoco existe la figura del tutor: en su lugar, los instructores juegan el papel de instructores expertos en cada materia. Desde luego, los horarios y los temas a tratar en cada día se ajustan a las necesidades y se ajustan a eso que los alumnos necesiten en cada instante.

 

Dirigidas a los alumnos universitarios de nuestra facultad de Stanford, la d.school es un centro para la innovación en el que el propósito es estudiar desde el design thinking, de la imaginación y de la innovación desde el criterio más práctico. Tienen una muy extensa diversidad de tutoriales categorizados como ‘Core’ (básicos), ‘Boost’ (avanzados) y ‘Popup experiences’ (sesiones más específicas).

Respecto de nuestro tema, la educación escolar, merece particular atención el K12 Lab Network, una de las partes de la d.school centrada específicamente en la innovación didáctica a través de la metodología design thinking, y cuyos programas de trabajo tienen como propósito reinventar las academias y el trabajo de los expertos de la educación en todos los ámbitos. Vale la pena tirarle una mirada con más grande hondura.

 

Una escuela de educación secundaria hasta octavo nivel construída en 2001 bajo la filosofía del ecologismo. El centro vive con 245 cuadros solares y dos aerogeneradores. Ubicada muy cerca de la reserva nativa de america más grande del país, la Reserva de los indios Navajo, tiene más de 130 alumnos, varios de ellos de la Nación Navajo.

La sostenibilidad es la clave primordial del avance escolar. Con programas como “la granja a la escuela” en el que cultivan sus propios almuerzos en huertas vecinas, los alumnos aprenden a proteger de los demás en un ámbito natural. La escuela también organiza visitas a las huertas Navajo más cercanas para que aprendan más sobre agricultura, medio ámbito y sobre nuestra red social local.

 

Luminar (São Paulo, Brasil)

Aunque inició su andadura en São Paulo, Luminar tiene ya centros en numerosos puntos de Brasil y llegará próximamente a USA. La enorme innovación de estas academias es que, guiados por un tutor, cada alumno puede seleccionar su horario semanal. Con mosaicos de ocupaciones interactivas, ellos mismos son causantes de su estudio.

 

El propósito de esta escuela es contribuir a los alumnos a sobrepasar las restricciones que les previenen estudiar en el hogar. Para llevarlo a cabo usan el criterio de “aula invertida”, que radica en que el tiempo que los alumnos pasan en clase lo invierten en trabajar en proyectos y tareas. Así, cuando llegan a casa solo tienen que dedicar una hora a repasar las enseñanzas del día siguiente.

 

 

Así son los centros académicos más innovadores de todo el mundo by Partycology.com

Le ofrecemos las debido al creador por ayudarnos a crear este artículo.

A %d blogueros les gusta esto: